Kettlebell Training

BENEFICIOS DEL ENTRENAMIENTO CON PESAS RUSAS O KETTLEBELLS

El entrenamiento con pesas rusas o kettlebells es accesible, práctico y apto para todos. Desde atletas elite que busca maximizar y potenciar su rendimiento como una persona común y corriente que busca iniciar a ejercitarse.

Una de las razones por las cuales las kettlebells están tan de moda es por el despegue de múltiples disciplinas de entrenamiento funcional, (entre los que destaca el crossfit), cuyos ejercicios incluyen muchos movimientos con pesas rusas. Todo esto es debido a su principal característica: ES MUY VERSÁTIL. Los principales beneficios de usar pesas rusas a la hora de entrenar son:

Mejor que las máquinas

Trabajar con pesas rusas es mucho más efectivo que trabajar con máquinas asistidas. Nos ayuda a mejorar más la fuerza, la resistencia, la movilidad y la coordinación.

Desarrolla la fuerza funcional (construye músculo a nivel general)

Incluso si no somos atletas, el entrenamiento con pesas rusas utiliza los mismos patrones fundamentales de movimiento que las actividades cotidianas. Fortaleceremos la espalda, llevaremos paquetes con más facilidad, subiremos escaleras con menos esfuerzo y con más energía. El entrenamiento con pesas rusas ofrece la formación más funcional que exista, debido a que las partes del cuerpo se deben trabajar como una única unidad.

Incluso si no somos atletas, el entrenamiento con pesas rusas utiliza los mismos patrones fundamentales de movimiento que las actividades cotidianas. Fortaleceremos la espalda, llevaremos paquetes con más facilidad, subiremos escaleras con menos esfuerzo y con más energía. El entrenamiento con pesas rusas ofrece la formación más funcional que exista, debido a que las partes del cuerpo se deben trabajar como una única unidad.

El entrenamiento con las pesas rusas consiste en realizar movimientos con todo el cuerpo. Es bien sabido que los ejercicios compuestos entrenan muchísimo mejor la totalidad del cuerpo que entrenamiento con máquinas. Además, las pesas rusas fortalecen los tendones y los ligamentos, por lo que las articulaciones se vuelven más resistentes y menos propensas a lesionarse (musculatura balanceada, eliminando cualquier debilidad).

Involucra al cuerpo entero, nunca es un simple movimiento articular. Cada oscilación, elevación o levantamiento mueve una gran cantidad de articulaciones y grupos musculares que obliga al cuerpo a trabajar siempre como un todo unificado.

Aumenta mucho más la fuerza que la masa. Ejercitarte con pesas rusas hace que obtengas un cuerpo limpio y atlético, no voluminoso (tanto en hombres como en mujeres).

Combina resistencia y fuerza

Es una excelente forma de estimular nuestro desarrollo físico de forma espectacular, combinando una gran cantidad de ejercicios que mejorarán nuestra fuerza y nuestra resistencia cardiovascular (desarrollo simultáneo de capacidad aeróbica y anaeróbica).

Movilidad

La gente que estira adecuadamente suele desarrollar altos niveles de flexibilidad muscular, dejando de lado el desarrollo de la estabilidad articular o fuerza muscular. Esta es una de las cosas que más lesiones provoca. El entrenamiento con pesas rusas, proporciona las tres: movilidad, estabilidad y fuerza.

Los ejercicios con kettlebell, aunque pueda parecer lo contrario, ayudan a fortalecer las articulaciones de forma increíble. Así que podemos decir que este tipo de entrenamiento cuida las articulaciones.

Coordinación

Tenemos que tener en cuenta que el cerebro sabe de movimientos y no de músculo, por eso ganamos gran destreza y coordinación gracias al empleo de las pesas rusas, que nos obligan a  funcionar como una unidad al completo. Esto también es porque los atletas se ven diferentes de los culturistas, pues no buscan darle mayor carga de trabajo al músculo, sino que el levantamiento sea lo más sencillo posible.

Perder peso

Perder grasa utilizando las pesas rusas es algo muy fácil y sencillo. En primer lugar, el gasto metabólico es muy elevado (hasta 20 kcal por minuto; es decir, 1200 kcal por hora).

En segundo lugar, al tratarse de una sesión de ejercicios deentrenamiento de fuerza, se crea masa muscular, que quema calorias de las reservas de grasa. Además, nuestro metabolismo en reposo aumenta.

Nada convencional y divertido

Todo aquel que haya entrenado con una pesa rusa ha notado la diferencia respecto a una mancuerna. Debido a su diseño, el peso está descentrado y esto hace que se recluten más los músculos estabilizadores y los músculos específicos, a través de una gama más amplia de movimientos.

El entrenamiento con pesas convencional  se centra en músculos, mientras que el entrenamiento funcional busca la fuerza en función de la movilidad, la mejora de la capacidad aeróbica y de la fuerza combinada. Se centra en movimientos, es rápido y agradable, por eso tan atractivo y con dos o tres veces por semana podremos entrenar adecuadamente nuestro cuerpo.

Fácil de aprender

Los movimientos son simples y podemos comenzar a usarlos de inmediato. No importa la edad o la forma previa que tengamos, todo el mundo puede hacerlo y debería hacerlo. Dale una oportunidad a las pesas rusas, no te arrepentirás.